jueves, 30 de julio de 2009

vacaciones 1

¡Marisín se fue de vacaciones! ¿Dónde fuiste, Marisín?
¿Al sur otra vez?





¡¡Noooo!! Aunque no lo parezca, ¡¡es Jujuy!!. Allá, bien al norte de nuestro país... ¡fuimos a ver la nieve, ja ja ja!
Los primeros tres días estuvimos en la zona de los valles, y hacía muuuucho frío, aunque no nos importó porque todo era bellísimo.

Las lagunas de Yala:


Antes de subir a las lagunas por ese camino mejorado (sin asfaltar) y de cornisa... ¡un buen locro en la ruta! ¡Qué estómago, ja ja ja!


Otra vista desde el potrero de Yala:


El pueblo de El Carmen, donde nos hospedamos esos tres días:


El dique La ciénaga, en el mismo pueblo:


Camino a San Antonio:



A Salta, por el camino de cornisa:



Reponiendo fuerzas en "Doña Salta" ¡¡Esta familia sempre comiendo, ja ja ja!! ¡Perdonen alguna empanada, por favor!:


Una vista del interior de la Catedral de Jujuy:



Nuestro as del volante: ¡arriba Gustavet!



Y luego... ¡a la quebrada de Humahuaca!



Cuatro días en Purmamarca... ¡cumplimos un sueño...!

¡Qué cielo, dios mío!



Ahí lejos, adelante, Javier y Marisín caminando por el Paseo de los Colorados:


Otro tramo del mismo paseo, ¿no es impactante?


Luci y Javier se quedaron un rato a descansar, mientras miraban el partido


Desde Purmamarca hicimos varias excursiones.


Por la Cuesta de Lipán, hacia las Salinas Grandes:


Una pausa en el ascenso, para tocar el hielo:



¡¡Llegamos a las salinas!!



Viajando por la puna, ¡qué calorcete!



Otro día: camino hacia Humahuaca... ¡verano absoluto!


Una calle de la feria, de las menos principales:



Un taller de cerámica en medio de la quebrada, era la cuarta generación de artesanos del barro:





La iglesia de Uquía:



Para descansar, unos mates siempre vienen bien...




¡Te amo, Gustavet!


Javier de caminata por Maimará y la "paleta del pintor":



La posta de Hornillos:


En Tilcara, por camino de cornisa,hacia la garganta del diablo. Camino de ripio, si lo vemos con buenos ojos, con espacio para... ¿un automóvil y medio? ¡Qué miedo, el precipicio ahí no más, al mirar por la ventanilla!


Aún sin escarmentar, bajamos para ver la dichosa garganta diabólica...





¡Qué maravillosas vacaciones! ¡Cuántos lugares hermosos y tan diversos hay en nuestro país, y cuánto de Jujuy no llegamos a visitar!

Y aunque parezca mentira, alguna vueltita de mi chal llegué a tejer...


¿Y qué fue de Manucho Mujica en estos días?

Próximamente, en "vacaciones 2"...

sábado, 18 de julio de 2009

para un futuro no taaaan lejano...

Hoy Javier trajo la última pieza cerámica terminada, y la mostró feliz:


¡Javi, es hermosa!

Sí, dijo él, estoy contento porque salió bien, y sobre todo porque los esmaltes los creé yo mismo... Quería lograr un efecto... como de espuma de mar...



¡Está buenísima...! Javi... ¿por qué no vendés lo que hacés?

¡Ayy! Ese es el comentario prohibido... La respuesta es siempre la misma: " No lo quiero vender". Y después termina... ¡regalándolo al familiar o conocido que lo pida! Yo sufro: sé cuánto cuesta llegar a cada pieza terminada: el gasto de material, de horneadas (hornea varias veces cada pieza), el tiempo y el esfuerzo, las pruebas de los esmaltes...

Y ahí está mi proyecto: el día que me jubile, me gustaría empezar con un local para vender la producción de mis hijos. ¿O acaso lo que hacen no lo merece?

Aquí van algunas poquísimas cosas de todo lo que tenemos en casa :


No me falta tanto tiempo: cinco años, que seguramente pasarán rápido... ¿podré concretarlo? Yo no me rindo, y sigo soñando...