sábado, 13 de octubre de 2012

sesión de masajes


Hoy jugamos mucho son la pelotita... ¿No habrás corrido demasiado, mi pobre Manucho Mujica? Te merecés una buena sesión de masajes de Gustavito:




Me gustan tus ojitos soñadores, ja ja ja...



¡Y me encanta cuando bajás las orejas y mirás así, desde abajo, como si estuvieras borrachito!



Quietito quietito...



Mirada cariñosa y agradecida por los mimos:




¡¡Te amamos, Manucho Mujica Láinez!!


2 comentarios:

Jorgelina dijo...

Con Oli te queremos Munuchito querido!

Marisa, el rincón de mi niñez dijo...

Manucho...en que bonita y cariñosa familia fuiste a parar.
Hermosa foto los tres