miércoles, 24 de febrero de 2010

saquito para Joaquín

Hace mucho que no publico nada en mi blog... ¿qué pasó, Marisín?
Primera respuesta, obvia: empecé a trabajar, claro. Mesas de exámenes, reuniones, trámites... cero tiempo para tejer.
Sin embargo, sí, estaba tejiendo.
Y hoy, que por la mañana estuvo fresquito, le probé a Joaquín su saco nuevo:



Está tejido con lana artesanal , teñida, que traje el año pasado de Purmamarca. Los colores son muy hermosos, y la lana es suavecita y liviana... Si tardé bastante tiempo en él, no fue para tejerlo, ¡sino para prolijar la cantidad de cabos de lana que quedaron en los extremos de cada parte!
Lo hice pensando en el invierno y creí que en este momento le quedaría grande a mi nietito... ¡¡Cuánto me equivoqué!! Le queda muy bien, claro que tiene mucha ropa abajo:


No seguí ningún patrón para este saco ; lo hice más bien a ojo, enamorada de ese punto "de ladrillitos".
¡Qué contenta estoy!

viernes, 12 de febrero de 2010

flores y frutos barilochenses

Las flores, ¡divinas!, se quedaron allí hasta la próxima vez... Y no hablo de los jardines, sino de las flores silvestres:










Los frutos me acompañaron, y me traerán recuerdos de Bariloche cada vez que los mire: ramas, piñas, rocas...



miércoles, 10 de febrero de 2010

los niños de la casa

¡Cuánto extrañé a las criaturitas de la casa! (léase a Joaquín y a Manucho Mujica).
Por suerte esta vez Manu se quedó en casa con mis hijos, aunque me contaron que estaba un poco triste porque a veces se quedaba solo laaaargas horas... (¡pobre mi Manucho!)

Cuando llegamos se puso muy pero muy feliz! No nos dio un gran recibimiento porque apenas le abrieron la puerta fue disparando a ladrarle al perro de la casa de adelante (esa es su debilidad), pero una vez adentro movía la colita como loco, y me pedía que lo alzara, y me llenó de
lengüetazos...
Después, como vio que no podía atenderlo porque estaba a pleno con mis hijos y mi nieto, optó por irse a la cama, ofendido:

Pero en cuanto nos dimos cuenta, tanto Gus como yo fuimos a hacerle mimos, y enseguida "nos perdonó".

Por su parte, Joaquín nos recibió con adelantos. ¡Cuánto aprenden los bebés en tan poquito tiempo! Ya gatea perfectamente por toda la casa, se agarra de las patas de las sillas o de donde puede y se queda paradito solo, todavía sin saber qué hacer pero riéndose. ¡Y sólo tiene siete meses!

Como ahora tiene acceso a más cosas (las que están en el suelo) ya puede ir cuando quiere a su favorito: el Manucho de yeso.

"¿Puedo?"

"¡Sí, al fin míoooo...!"

Y cuando puede, se acerca a su otro amigo, el topito:

video

martes, 9 de febrero de 2010

vacaciones

¡Regresé! Estuve ausente por vacaciones... ¡qué pronto terminaron!

Fuimos una semana a Bariloche, con Gustavet. Las siguientes imágenes son las vistas que teníamos desde la ventana de la habitación del hotel:



¡Qué belleza!





El lugar es Bahía López, en el Circuito Chico, y miren la última vista desde la ventana... el tercer día:

¡Sí! ¡Nieve en febrero! ¡Y nosotros que aborrecemos el frío!

Y desde el cuarto día en adelante, la vista fue... ¡esta!:



Lluvia, lluvia y lluvia... ¡y más lluvia!
Por suerte, habíamos alquilado un auto y partíamos huyendo del mal tiempo.

El río Limay:



El lago Puelo:
¡Y no subo más fotos de los hermosos lugares a los que fuimos porque tampoco quiero aburrir a l@s lector@s de este blog!

Pero estas que siguen sí, son imperdibles...

Con algunas nubes en el cielo, así de felices subimos al Cerro Catedral:






Media hora después, al descender, el panorama era este:


Observen la cara de alegría de mi señor esposo mientras bajábamos en la aerosilla , en plena nevisca... Temperatura: -4° ; sensación térmica: -10°... ¡Íbamos duros de frío. ja ja ja ja!


¿Y Marisín? ¿Se te congeló el pompón? ¡ji ji ji ji!